Frigiliana y las berenjenas con miel de caña

Uno de mis grandes descubrimientos en este viaje a Málaga ha sido el pequeño pueblo de Frigiliana.
Un hermoso lugar con todo el encanto del típico pueblo andaluz, todo blanco, con sus empinadas calles, patios escondidos y flores en los balcones.

Este hermoso lugar que ya es un regalo para la vista por si sólo produce además un tesoro gastronómico que yo desconocía totalmente.

En Frigiliana se encuentra la única fábrica de miel de caña que existe en Europa. No sabía que existía este tipo de miel, en mi casa siempre hubo la típica miel de flores, que mi madre nos hacía tomar caliente y con limón cuando nos dolía la garganta (un mejunje horrible que dudo mucho que tuviera algún efecto...)
Pero esta miel es otra cosa!!!! Mmmmm... deliciosa!!
En un restaurante nos pusieron berenjenas fritas con miel de caña y hacía tiempo que no tomaba yo la verdura con tanto gusto... jejeje.

Así que nos compramos unos botes y hoy por fin me he decidio a intentar hacerlo en casa.

He sacado la receta de la página web de la fábrica de la miel de Frigiliana que se llama "Ingenio Nuestra Señora del Carmen" y en ella podréis en contrar un montón de recetas que utilizan la miel de caña.

http://www.mieldelatorre.com/esp/recetas.html

Pero vamos, la que a mí me interesaba es sencilla, sencilla:

Berenjenas fritas con miel de caña

INGREDIENTES:
1 Berenjena grande.
Leche o cerveza.
Harina.
Aceite.
Sal.
Miel de caña.

PREPARACIÓN:
Se limpia la berenjena y se corta en rodajas finas. Se dejan reposar con sal y cubiertas de leche o de cerveza entre media y una hora. Se escurren, se pasan por harina y se fríen en aceite caliente. Si se usa freidora quedan más crujientes. Se deja que escurran el aceite y se sirven con miel de caña.


Como yo no tengo freidora supongo que por eso no me quedaron tan crujientes. Las que nos pusieron en el restaurante debían estar echas con la receta de berenjenas II que viene en la página pues estaban como recubiertas de una capita y muy crujientes, eran casi como patatas fritas.

Y ahora me surge la duda, a ver si alguno de vosotros me la puede solucionar: a la hora de freir las berenjenas al principio bien pero según iba friendo se iba formando un capa de harina quemada en el fondo de la sarten que llegó un momento que era imposible freir así... alguna solución???

Bueno, a pesar de eso quedaron riquisímas, y ya tengo otra receta para mi menú particular.









  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Crepúsculo. Volumen I. Novela gráfica.

He caído. Como una adolescente de hormonas alteradas. Igual.
Desde que leí el artículo en nuestra revista del foro de Esther:

http://issuu.com/foroesther/docs/foroestheragosto
(que si no habéis leído desde aqui os recomiendo, sólo tenéis que pinchar en la dirección)

pensé que estaría bien.

Cuando lo ví en la estantería me sorprendió su tamaño pues me lo había imaginado tamaño folio y es media cuartilla, gruesito, con algún color aunque en blanco y negro en su mayoría.

Como reza en el prólogo de su autora Stephenie Meyer, leer esta novela gráfica ha sido como "reencontrarme" con la sensación que tuve la primera vez que leí el libro y que quedó empañada tras la decepción de la primera película (y de la segunda, y de la tercera... ya lo sé, es que no aprendo...)

Aunque con quien más me he reconciliado ha sido con mi adorado Edward Cullen. Y es que personalizar al más bello vampiro en el niñato guarrete del Pattinson es algo así como un sacrilegio. Si es que en la película de Luna Nueva te preguntas una y mil veces como puede Bella preferir a ese esqueleto viviente teniendo al cachas de Jacob a su lado...

Pero en el comic he podido disfrutar otra vez de mi Edward, aquel que se colaba en mis sueños. Estoy deseando que saquen el segundo volumen... para volver a sentirme como una adolescente... este libro tiene tantos ingredientes que me recuerdan a un sueño... una chica torpe, en la que nadie se fija, y que de pronto un ser absolutamente perfecto y maravilloso se enamorada de ella, como nunca antes lo había hecho en cientos de años de existencia... era una de mis típicas ensoñaciones. Bueno, lo de los cientos de años de existencia quizá no... jejeje.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Las ferias. Semana grande Santander 2010.

Hace ya tiempo que tenía preparado este post, pero como estamos que no paramos no tengo ni un minuto para sentarme a compartir con vosotros este ajetreado pero divertidisimo verano.

Este año hemos disfrutado como nunca de las ferias de Santander. En parte porque desde hace un par de años las atracciones se localizan en la ciudad, en el aparcamiento del Sardinero, en lugar de estar en mataporsaco del páramo dónde estaban otros años.
Así, hemos podido acercarnos varios días, andando tranquilamente.
Mis hijas se han subido a todo lo subible, y mientras que yo cada año me voy volviendo más miedosa (Dios mío, que me estoy haciendo vieja...) ellas con 6 y 7 años no tienen miedo a nada. Si seguimos esta progresión aritmética con 12 años estaremos haciendo puenting o tirándonos en paracaidas... jejeje.
Unas fotillas para inmortalizar el momento...


La montaña rusa

Los inmortales coches de choque

Irene en una noria que daba vértigo sólo con mirarla desde abajo y tan feliz.

"La casa de la risa" como la llamaban ellas.

El dragon, una pequeña montaña rusa.

La montaña rusa del agua.

El mega canguro, o la rana de toda la vida como yo la conocí. Hay que ver cómo avanza la ciencia hasta en estas cosas, recuerdo que cuando yo me subía en la rana el mayor divertimento era no morir aplastado si te tocaba el asiento exterior o intentar subirte para arriba para no aplastar en el caso de que estuvieras arriba. Ahora cada uno con su asiento, su seguridad... que comodidad!!!

Menos mal que una de mis hijas no es (aún) una adicta a la adrenalina...

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

De vuelta!!!... otra vez.


Bueno, y ya. Ya no nos marchamos más. He disfrutado muchísimo de esta última escapada. Una tierra maravillosa, pero lo mejor de todo: la compañía.

Y volvemos agotados, con un montón de cosas que se nos quedaron en el tintero: entrar en la Alhambra (por falta de previsión, y por tonta... podía haber sacado las entradas por internet pero no sabía yo que la cosa se ponía tan atestada de gente en verano, y sobre todo no sabía que ahora existe capacidad máxima y cuando se llega a un número ya no venden más entradas), también me faltó tiempo para quedar con alguna estheriana malagueña... en fins, que todo no se puede, pero así también tengo varias excusas para volver... jejeje.

Han sido tantas cosas concentradas en tan poco tiempo que no sé por donde comenzar.

Mmmmm, creo que por ser el primer día de mi regreso y tampoco tengo yo ganas de un post muy largo utilizaré este para recomendaros el hotel en el que nos hospedamos: el AC Málaga Palacio.

Ubicación inmejorable, mirad cómo se veía la catedral desde la terraza de la habitación, pero sin duda alguna lo mejor es la azotea del hotel, desde donde se puede disfrutar de una espectacular vista de Málaga.

En la azotea disponen de una pequeña piscina con solarium y de una cafetería restaurante.

En un principio pensamos que sería prohibitivo quedarnos a comer algún día en una terraza con semejantes vistas, pero un día lo hicimos y no fue tan caro. Además la ensalada de jamón de pato y el arroz caldoso que nos tomamos estuvieron deliciosos!!!


Mereció la pena pagar un poco más por quedarnos en este hotel, en el que además si revervas con antelación te hacían un 15% de descuento.





Vista de la Catedral desde la terraza del hotel.

Restaurante de la terraza

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Esacapada a China

Valeeee, no hemos estado en China, pero casi.

El otro día mis ninas fueron por primera vez a un restaurante chino y para ellas fue toda una aventura.


Después del boom de los restaurantes chinos en Santander hace algo más de una década, actualmente muchos han cerrado o se encuentran medio vacíos, como era el caso de el que fuimos a visitar. Un peaso de comedor con multitud de mesas en pleno Sardinero sólo para nosotros.




Las niñas estaban encantadas con la decoración...
- Mira mamá, un estanque con peces chinos.
- Cuadros chinos.
- Farolillos chinos...

Todo era chino, jejeje.


Lo mejor fue cuando fuimos al baño y me dice Susana:
- Mamá, nunca he estado en un baño chino ¿cómo será?
Y cuando entramos...
- Pero si es igual que los baños españoles!!!!!!
Jajajajaja, yo me partía de la risa.


El menú consistió en rollito de primavera para todos.


Y después cada uno eligió su segundo plato. Las niñas cerdo agridulce.



Yo, pollo al limón.
Todo acompañado por el archiconocido arroz tres delicias y muchas ganas que pusimos en comerlo con sus palillos... chinos... correspondientes.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS