Las ferias. Semana grande Santander 2010.

Hace ya tiempo que tenía preparado este post, pero como estamos que no paramos no tengo ni un minuto para sentarme a compartir con vosotros este ajetreado pero divertidisimo verano.

Este año hemos disfrutado como nunca de las ferias de Santander. En parte porque desde hace un par de años las atracciones se localizan en la ciudad, en el aparcamiento del Sardinero, en lugar de estar en mataporsaco del páramo dónde estaban otros años.
Así, hemos podido acercarnos varios días, andando tranquilamente.
Mis hijas se han subido a todo lo subible, y mientras que yo cada año me voy volviendo más miedosa (Dios mío, que me estoy haciendo vieja...) ellas con 6 y 7 años no tienen miedo a nada. Si seguimos esta progresión aritmética con 12 años estaremos haciendo puenting o tirándonos en paracaidas... jejeje.
Unas fotillas para inmortalizar el momento...


La montaña rusa

Los inmortales coches de choque

Irene en una noria que daba vértigo sólo con mirarla desde abajo y tan feliz.

"La casa de la risa" como la llamaban ellas.

El dragon, una pequeña montaña rusa.

La montaña rusa del agua.

El mega canguro, o la rana de toda la vida como yo la conocí. Hay que ver cómo avanza la ciencia hasta en estas cosas, recuerdo que cuando yo me subía en la rana el mayor divertimento era no morir aplastado si te tocaba el asiento exterior o intentar subirte para arriba para no aplastar en el caso de que estuvieras arriba. Ahora cada uno con su asiento, su seguridad... que comodidad!!!

Menos mal que una de mis hijas no es (aún) una adicta a la adrenalina...

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

4 comentarios:

Bertha dijo...

YA veo que os lo pasaisteis, muy pero que muy bien, estais todos GENIALES, que diverido,jeje.

chema dijo...

es verdad, los niños no tienen miedo a nada, a mí esas atracciones también me dan un poco de respeto, jejeje. sobre todo la noria, es impresionante vista en la foto, qué vértigoooo...
pero tus niñas están tan felices, qué cara de estar disfrutando tienen en las fotos!!

Inma dijo...

¡¡Y te subes tú también!!!! Antes muerta que colgarme de una atracción de esas!!

BLAS dijo...

No he estado nunca en la Semana Grande de Santander, pero la conozco por mi marido, que antes de casarse con moi, pasó allí todos los veranos de su vida. Se lo pasaba genial en la feria de peque, y luego ya más mayor, se lo pasaba bien, pero de otra forma, ejem... De todas formas, he oido hablar de ella, y lo bien que se pasa.
Para los enanos, una feria es lo más. A mi hijo y sus amigos les encanta. A mi, para subirme a la noria, tendrían que inducirme un coma, es que ni borracha, vamos. Lo mismo con la montaña rusa. Aunque luego sí que he hecho puenting... Es decir, no me entiendo ni a mí misma.
En la Casa de la Risa sí que se te ve muy cómoda xDDDDDDDDD
Las niñas están preciosas, como la mami.

Besos, guapa!