El mejor juguete del verano: la arena.

A veces nos matamos buscando juguetes para nuestros hijos cuando los mejores están a la alcance de todos, y uno de los mejores juguetes del verano es sin duda la arena.
Jugar con la arena no sólo estimula todos sus sentidos al mismo tiempo, sino que además desarrolla la creatividad, la imaginación y el pensamiento lógico: causas y consecuencias, fuerzas físicas, estado de la materia, equilibrio, sostenibilidad...

Ahora que se acerca el veranito, el buen tiempo y la playa, dedico este post para babear con las miles de cosicosas que existen en el mercado para llevar a la playa.

Soy fan absoluta de Imaginarium (y no cobro comisión por la publicidad) así que simplemente remitiros a esta página donde encontraréis sólo en artículos para el aire libre más de 223 productos!!!! Todos ellos originales y con un diseño muy cuidado, que personalmente me encanta.
Estos bloques de ladrillo-arena, me parecen de lo más simple y al mismo tiempo muy originales y creativos.
Los rodillos para hacer camino por la arena de diversas formas, obstáculos en plástico para crear un circuito de canicas... además de los típicos cubos, palas, rastrillos, camiones, volquetes...


¿Y el que no tenga playa? Pues siempre está la opción del arenero.
Me encanta este artículo sobre los areneros que he descubierto en una de mis páginas favoritas: en el que aboga por la construcción de tu propio arenero.

Si queremos algo ya hecho todo dependerá del espacio del que dispongamos, a mí personalmente me gustan mucho más los de madera, pero también existen en plástico, que suelen ser más pequeños y muchísimo más baratos, por ejemplo el que os muestro en la imagen y que se puede comprar en esta página además se puede recoger después cómodamente en una bolsa de plástico.










  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

9 comentarios:

Elphaba dijo...

Desde luego con las cosas más sencillas del mundo es con lo que mejor se juega, ¿verdad?

Susana dijo...

Sin duda alguna.

KIRA dijo...

Recuerdo cuando mis hijas eran bebes y les hacian un regalo, a veces dejaban el juguete y se ponian a jugar con la caja ¿¿?? como si fuera una casa o un coche o un castillo, es lo que tienen los niños les llama la atencion cualquier cosa menos la que tu te esperas.... jeje
Y en la playa ya ni te cuento como se lo pasan de pequeñas y de grandes, disfrutan mucho....
Bsts

chema dijo...

a todos los niños les encanta moldear figuras en la arena. cuando paseo por la orilla de la playa y veo algún castillo de arena, siempre paso con mucho cuidado, dando un pequeño rodeo si hace falta. incluso aunque haya olas y se les vaya a chafar de un momento a otro. :P no seré yo quien se lo estropee. ;)

cloti dijo...

Un mundo maravilloso el de la arena. A mí me molaba hacer un túnel por el que entraba el agua del mar hasta el castillo fortaleza inexpugnable que construía mi hermano. A mis guardaespaldas lo que les gusta es el modelado de animales y los enterramientos XDDD
Bssssss
Cloti

Inma dijo...

Yo era especialista en fosos llenos de agua y canalizaciones hasta el mar jajajaja

Elphaba dijo...

Y qué me decís de esa misión imposible que era hacer un pozo y traer cubos de agua lo más rápido posible para que permaneciera lleno antes de que la tierra absorbiera el agua? XDDDDDDDD

anele dijo...

Uyyyyy, si hubiera pillado yo no de esos... me gusta más el de plástico, por el colorido, pero el de madera es enorme.

Geno dijo...

Hace tiempo que lo tengo claro, cuanto más elaborado es el juguete, más pronto de cansan de él. Los niños se divierten más con lo más sencillo, baste ver alguno que abre el regalo y se entretiene con el papel XDD.
Me han encantado los ladrillos.
Ayyy, Elphaba, que recuerdos los de llenar el pozo y que ilusos que eramos ¿no? jajajjaja