Casa Batlló

Ya regresamos!!!!!

Ha sido un viaje maravilloso, en el que cada día era un nuevo descubrimiento, una ciudad distinta, en ocasiones un país o incluso un continente desconocido.
No me entretendré mucho en los detalles pues si no podría comenzar Septiembre y yo continuar relatando mi viaje.
Así que comenzaré este relato con un aspecto de Barcelona que como ya os adelantaba tenía muchas ganas de conocer: la casa Batlló de Antoni Gaudí.
No voy a relataros detalles técnicos que podéis encontrar por la red sino mi visión particular de esta casa y lo que más me ha imnpresionado de ella. No es la opinión de ninguna experta en arquitectura, sino de alguien que simplemente ha disfrutado enormemento con la originalidad y visión de este genio catalán.

Lo que más impresiona de esta casa es su carta de presentación, su fachada. En la siguiente foto podéis observar una maqueta de la fachada original del edificio construido en 1877 y la reforma que realizó Gaudí entre 1905-07. Es increible cómo transformó un edificio anodino y sin personalidad en una auténtica obra de arte.

Una vez en su interior sorprende la fusión entre belleza y funcionalidad.
La siguiente foto (no está sacada por mí, era completamente imposible sacar una foto sin que saliera alguien delante. La casa estaba repleta de gente) presenta el salón principal de la casa. Una gran sala principal con unas puertas laterales que daban a dos pequeñas salas contiguas de manera que pudieras hacer la sala más pequeña o más grande según la necesidad del momento.
Si os fijáis en la parte de arriba del gran ventanal, aparecen una especie de estelas circulares cuya función además de decorativa era la de ventilar más o menos según su abertura.
Este sistema de ventilación también existía en la mayoría de las puertas.

Gaudí eleva el estatus de oficios y materiales que hasta entonces tenían una categoría "inferior" como el vidrio, el azulejo o la madera. Cada puerta es una obra de arte que no me cansaba de admirar.

Creo que existen pocas líneas rectas en todo el edificio y menos aún en esta primera planta. Gaudí encontraba una contínua fuente de inspiración en la naturaleza que se refleja en todas sus obras. No hace falta ser una gran experto para descubrir el gran remolino de olas de piedra que terminan en la gran lámpara circular de la sala principal.

Después de disfrutar de estas salas la visita te guía al patio de luces, revestido completamente de azulejos en tonalidades azules (otra vez el mar). En la zona superior son de color azul intenso y se van aclarando a medida que bajamos para lograr un mejor aprovechamiento de la luz

Igual ocurre con las ventanas, más grandes en los pisos inferiores que en los superiores. Esto no sólo consigue mayor luminosidad sino el efecto de que el edificio sea más alto de lo que en realidad es.


Cuando llegas a la parte alta donde se encuentra el desván, de pronto crees haber cambiado completamente de localización y que has sido mágicamente trasladado a cualquier pueblecito andaluz o canario, pues el blanco lo ilumina todo. Las bóvedas de lo techos recuerdan a las costillas de una inmensa ballena y te sientes cual Gepetto en el interior del animal marino.

Otro genial ejemplo de la perfecta fusión entre belleza y funcionalidad son esas rendijas horizontales de las paredes. En una zona de poco espacio como esta, lo amplía visualmente y aporta ventilación sin dejar entrar el sol de lleno.

Dejando atrás el desván y los lavaderos llegamos a la azotea. Un sitio que en cualquier otro edificio sería impersonal aquí culaquier elemento se transforma en una oportunidad para la creatividad.
Las chimeneas en vez de desperdigarse se han agrupado en cuatro conjuntos, están revestidas de pedazos de cerámica y vidrio coloreado, lo cual no sólo aporta velleza a un elemento anodino sino que además es una forma maravillosa de revestir una forma totalmente irregular. Además están coronadas por unos sombreretes que además de originales y coloridos controlan la fuerza y la dirección del viento.

Allí puedes tambien acariciar el "lomo del dragón", una recreación de escamas gigantes y piel de saurio lograda a base de pedazos de cerámica de colores, y contemplar la cruz de Cuatro Brazos, con su anagrama IHS (Iesus Homini Salvator).

La casa Batlló, es una clara representación de la leyenda de Sant Jordi y el Drac, donde la fachada ondulante multicolor, representa la piel del dragón, siendo la cubierta, el lomo con sus escamas cerámicas multicolores y una gran espada clavada en todo lo alto, con su empuñadura en forma de cruz de cuatro brazos.

Más abajo, los balcones con forma de las calaveras de las víctimas devoradas por este dragón, en color marfil (hueso), con los cuencos de los ojos y el hueco de la nariz.

El principal, representa las fauces abiertas de labios carnosos, y con los huesos de los desventurados que se había engullido. Incluso aparece la nariz del dragón con las dos fosas, en la zona central de este piso. Bueno, ya no me alargo más. Creo que los 16,50 euros de la visita, aunque caros, merecieron la pena pues disfruté enormemente.

Para terminar un pequeño guiño a mis amigos de Wonka 70%. Buscando información por la red he encontrado esta página que realiza diversos monumentos españoles en chocolate y no son muy caros. La cata se la dejo a los expertos... jejeje.


Muchos besotes a tod@s, os he extrañado de verdad.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

15 comentarios:

Geno dijo...

Que bonita que es, oye. ¡¡Bienvenida!! También te hemos extrañado

Inma dijo...

Gaudí era un puñetero genio. ¿Sabes que también amueblaba sus edificios? Le gustaban los taburetes porque a veces los suelos eran irregulares y los asientos de tres patas no cojean por no sé que ley.
Acabó obsesionado por la Sagrada familia, viviendo en un oscuro desván en el edificio y casi sin salir de allí..hasta que lo atropelló un tranvía.
Hice un curso de cuatro meses inolvidablse sobre su obra en la universidad. Y disfruté cada segundo.

Inma dijo...

Ayyyyyyy que se me olvida decirte que estás guapísima en las fotos del viaje, y tambi´n Pedro. (no se nos vaya a poner celoso)

coonchi dijo...

ainsss que bonitaaa y q inteligente la manera de aprovechar la luz y ventilar...precioso ...
bienvenida de nuevo jjeee
besitos conchi

Susana dijo...

Hola a todas, tenéis que ir a verla, de verdad, es maravillosa. Y gracias Inma por los piropos será que reflejábamos el relax que teníamos, disfrutamos muchisimo con el viaje. ya os lo iré relatando...

anele dijo...

Me encanta Gaudí, creo que aunque suene a tópico no hay nadie que le iguale, es un GENIO de la arquitectura.
Vivir en una de sus casas es como vivir en una casita de cuento. Qué salón tan impresionante, y las puertas... en fin, todo. Un maestro del detalle.

En fin, estoy deseando que sigas relatando tu viaje.

KIRA dijo...

Bienvenida!!!
Seguro que el viaja ha sido innolvidable verdad?? Ya nos iras contando todos los lugares que habeis visitado que tenemos ganas verlos y saber que tal en el barco y la comida y los bailes ainsss...
Es preciosa la Casa Batlló, y ademas te das cuenta del gran genio que era Gaudi...
Mi familia tiene pendiente una mini-excursion por la Barcelona de Gaudi para cuando refresque

Ana dijo...

Como a todos , Gaudí me parece especial. La casa Batlló la visité con 16 años, sin duda con menos sentido común que ahora, pero me encantó aunque seguro que hoy me hubiera fijado más en más detalles. Tengo pendiente volver a Barcelona con Santi, que nunca ha estado, y por supuesto iremos de nuevo a esta maravillosa casa.
Lo de guapa es cierto, ¡más que guapa! Y ese Pedro que ha adelgazado un mundo!! ¡Qué guapos los dos!.
¿Os acordasteis de las pitus mucho? Besis!

Bertha dijo...

Susana habia unos cascos al comprar la entrada, que el ellos escuchavas las esplicasiones o era una visita giada?
Yo fue el año de Gaudi para visita algunas de sus obras aqui en Barna y yo y una amiga cojimos los cascos pues ivamos por nuestra cuenta, nos lo pasamos muy bien y ese año habrieron una sala, que no habren normalmente al publico, no encanto?
Espero que nos sigas contado tus vacaciones?

Susana dijo...

Bertha, si, cogí los cascos que son esenciales en la visita porque te explican todos los detalles.
Y Ana, la verdad es que así como otras veces las he echado muchisimo de menos en este viaje no nos ha dado tiempo. Cada día una ciudad distinta, acostándonos a las tantas y levantándonos a las 7 de la mañana todos los días... vamos, que voy a necesitar otra semana para recuperarme de las vacaciones... jejeje

chema dijo...

gaudí en su tiempo fue incomprendido. por lo que he oído, cuando presentaba sus trabajos en la carrera, le aprobaban porque loq eu hacía técnicamente estaba bien y no le podían suspender, pero le aprobaban por los pelos. y ahora se le considera un genio.
la carrera de arquitectura tiene un componente de arte, pero también de matemáticas y de geometría. las curvas de los edificios de gaudí seguro que seguían alguna pauta, pero quién lo sabrá. lo cierto es que tienen una belleza que impresiona.
besos, susana! y ya nos contarás más cosas de tus vacaciones.

chema dijo...

por cierto, genial las casas de chocolate de gaudí!! si encontrara algo así le dedicaría un post en el wonka seguro, jajaja.

Inma dijo...

Chema, Gaudí era un genio del diseño pero le costaba más el tema de calcular las estructuras. De hecho lo hacía mediante maquetas, a las que cargaba con pesos a ver como respondía a las cargas, y según el resultado lo aplicaba al edificio.
Algunas de esas maquetas se conservan, y son muy ingeniosas.

Adrian dijo...

Hola Susana:

No me extraña que escribas que "ha sido un viaje maravilloso" viendo las fotos que has colgado. Nunca he podido disfrutar este monumento por dentro y por lo que comentas y lo que he visto es precioso y coincido con los compañeros que ponen los comentarios y dicen que Gaudí era un genio. Me he estado informando mas en http://www.trivago.es/barcelona-31965/edificio/casa-batllo-9844 sobre las experiencias de viajeros que han recorrido ya la Casa Batlló. Os dejo el enlace ya que me han parecido todos los comentarios muy interesantes. Un saludo

Susana dijo...

Bienvenido Adrián!!!! La verdad es que es impresionante, merece realmente la pena. Si tienes oportunidad de pasar por Barcelona es una parada obligatoria.