C.

C. llegó a España con la cabeza llena de sueños y esperanzas de tierra prometida.

Después de pagar un precio demasiado alto llegó a nuestro país sin papeles y sin trabajo.
No podía siquiera llamar a su familia para contarles su situación porque no tenía dinero y aquí se encontraba sola y sin nada.
Su familia imaginándose la situación le envió 100 euros. Ella sabía lo que ese dinero significaba. Ella sabía lo que son 100 euros allá y las pribaciones que suponen. Por eso se sintió en deuda permanente.
Cuando por fin encontró un trabajo enviaba casi todo el dinero a su familia.
Con el dinero ahorrado compró un ordenador y todos los días cuando regresaba a su casa vacía después de un duro día de trabajo hablaba con su madre, su padre, sus hermanos... y se sentía un poco menos sola.
Después apagaba la pantalla y volvía a encontrarse en su habitación vacía.

C. existe. No es una invención ni un cuento. Es una persona real como tantas otras que vienen a nuestro país en busca de una oportunidad.
La semana pasada alguien la invitó a una reunión y a ella se le saltaron las lágrimas:
- Llevo un año aquí y es la primera vez que alguien me invita a algo.
C. vuelve a estar sin trabajo. C. pasará este año la Navidad sola.

Y aquí estoy yo. Con lágrimas en los ojos preguntándome si volveré a ser la cobarde que gira la cabeza...

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

11 comentarios:

Astrágalo dijo...

"Y aquí estoy yo. Con lágrimas en los ojos preguntándome si volveré a ser la cobarde que gira la cabeza..."

No se, algo me dice que no lo volverás ha hacer, que harás que su navidad no sea triste.. de alguna manera le has cogido cariño a "C" y necesitas cuidarla.

Un besito astragalin.

Inma dijo...

Conozco a Lili. Ha venido a España hace 3 años dejando a sus hijos al cuidado de su suegra. Vino con la intención de comprarse una casa en su país, Paraguay. Trabaja de sol a sol limpiando casas. Es muy cumplidora y seria con su trabajo así que ha prosperado bastante y ya tiene su casita, ahora le faltan los muebles y unos ahorros que le permitan vivir allí un tiempo.
Siempre me habla de sus hijos con devoción y el otro día me trajo un dvd con la fiesta de cumpleaños del pequeño. Tomé conciencia, por primera vez, de que son reales, niños que echan de menos a Lili y están deseando que vuelva. ¡Qué pena debde sentir cuando ve ese vídeo! No puedo ni imaginar estar 3 años separada de mis hijos...se me rompe el corazón.

Geno dijo...

Seguro que tendrás algún detalle con C que, por pequeño que sea, le hará ser feliz

Candela dijo...

¿C. no tiene dinero, no tiene trabajo y tiene un ordenador en casa...?

Susana dijo...

C. está sin trabajo desde hace un mes y el ordenador de segunda mano que tiene lo compró cuando sí tenía trabajo. (En mi opinión ese ordenador es más necesario para ella que el aire que respira)
Lo que no os he contado es que para colmo de males cuando ayer nos conocimos le dió una parálisis facial... hay gente que parece que todo le toca a ella...
Y claro, cuando uno está enfermito es cuando más se acuerda de su mami y de que aqui no tiene a nadie que la cuide...

Candela dijo...

No queria criticar su situacion, pero siempre puede vender el ordenador e irse au n internet cafe que le saldra como mucho a unos centimos la hora. Si a mi me ocurriera eso aqui, donde tampoco tengo a nade que me cuide (solo al guiri) y echara tnato de menso a mi familia (que no lo hago), venderia todo lo que tengo y me volveria a casa.
O sea, la situacion laboral no esta muy boyante ni aqui, ni ahi ni en su pais, asi uqe creo que lo mejor que podria hacer es recoger los bartulos y marcharse a su pais y con los suyos, donde probablemente pase las mismas miserias pero en compañia. Es duro, pero es lo mas razonable. A lo mejor hablo asi oporque soy inmigrante tambine aunque en otras circunstancias menos adversas, pero es que nadie la va a ayudar estando sana o enferma. Todos podemos hablar y sentir pena, pero que mas podemos hacer? ¿darle dinero? ¿invitarla a casa por navidad [un gesto precioso, por cierto, yo lo haria]? ¿pagarle el pasaje y que pueda ir a visitar a su famila? No se, es una situacion muy penosa.

chema dijo...

emigrar a otro país en busca de una vida mejor es complicado, te puedes ver sin trabajo y sin dinero para regresar siquiera, es un callejón sin salida...
espero que la situación de esta chica y la de otras personas que están en la misma situación mejore. supongo que para eso es necesario que los gobiernos presten más atención a las verdaderas necesidades de sus pueblos...

Susana dijo...

¿Volver a su casa después de la deuda que tuvo que pagar y todos los esfuerzos? ¿Después de que su familia le enviase aquel dinero?
No creo que esa sea la solución. Espero y confío en que pronto le salga un trabajo.
Para la mí lo más grave es que en un año que llevaba aqui nunca nadie la había invitado a nada.
A veces nos quejamos de los gobiernos y de la inmigración, pero nosotros podemos hacer algo, está en nuestras manos, sólo basta con mirar un poco a nuestro alrededor.
P.D. Ayer la llamé para preguntarle que tal estaba y no se podía creer que alguien se interesara por ella... hablaré con mi madre sobre lo de invitarla en Nochebuena, si fuera mi casa se lo hubiera dicho ya...

Ana dijo...

Es muy triste lo que cuentas Susana.No me imagino lo triste que debe ser tener que abandonar tu país para buscar un trabajo y estar lejos de tu familia. El ordenador efectivamente es un lujo, pero creo que le viene muy bien para su salud mental y con eso ya está más que justificado el gasto que a priori parece innecesario. Ojalá tu madre la invite a cenar en Nochebuena para que esté un poqito mejor. Besitos, y anímala a que se pase por nuestros blogs, al menos estará un poquito más acompañada. Besitos

Bertha dijo...

Es una buena idea? y tu haras lo que puedas por ella?

Si a viera o escuchara algo a si por aqui, la ayudaria si mas, con lo que buenamente pudiera.

Jassy dijo...

Cuantas veces me he sentido C...pero felizmente mi situación es completamente diferente, yo soy una privilegiada, aunque no puedo menos que sentirme mal cuando leo historias como esa. He tenido que pasar Navidades sola tambien, en un ciber que obviamente tenia que cerrar y esperando alargar mas el tiempo para poder ver a mi familia un poco mas a traves de la pantallita del msn...Es duro, pero aveces, casi siempre, el sacrificio vale la pena....
Besos, gracias por ser mi compañia cuando me sentía muy como C. mami gemela.