Juegos de mi infancia

Mi hermano y yo éramos unos forofos de los juegos de mesa. Teníamos un montón. Supongo que teniendo en cuenta la diferencia de edad y de sexo eso (y los clics, y el lego) era a lo que más jugábamos juntos.

Ya en otros post's he colgado alguno de los juegos que he desempolvado del armario de casa de mis padres para que jueguen mis hijas:

Hoy le tocó el turno a uno de los míticos: "El Cluedo"

Bueno, hemos tenido que hacer una adaptación porque es un poco complicado para ellas, pero se lo han pasado mu bien (a Susana le encantaba la señorita Amapola) y deben tener algo de asesinas en serie porque les encantaba lo de las armas y todo eso, jejeje.

Después jugamos al rascacielos (otro de los motivos de tener tantos juegos de mesa supongo que es la maravillosa metereología cántabra, con tantas tardes de lluvia para poder disfrutar de ellos). Este no es más que una imitación mala mezcla del Monopoly y del hotel, pero que también les encantó, sobretodo a Susana.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

3 comentarios:

Pilar dijo...

Sí, es fantástico cuando se puede jugar y recordar la diversión con tus propios hijos. Nosotros ya hemos hecho lo propio con el Scalextric, la oca, los coches, un rompecabezas, construcciones... es que siempre fuimos muy cuidadosos con los jueguetes ;-). Y qué placer retomar las partidas, el tiempo detenido en el tablero, las pequeñas rivalidades, el "triunfo" del campeón o la obra de ingeniería realizada entre varios.
Así que ¡a jugar!

Teresa Guzmán dijo...

Me encantaba el Cluedo, lo tenía una vecinita y lo bajaba al patio para que jugásemos todas, yo en cambio me bajaba: Hotel, Viaje por España y el Bingo (jajajaja, y apostábamos pesetas)¡¡¡qué de recuerdooooooooos!!!

Susana dijo...

Pilar, pero qué bien escribes hija mía!!!! has descrito todo lo que yo pretendía sin lograrlo...