San Sebastian o cómo viajar con dos niñas pequeñas

Por fin saco tiempo para dejar un breve post sobre nuestras mini-vacaciones en San Sebastián. Llegamos sobre las 12:30 a Donosti. Lo primero fue dejar las cosas en la pensión. Por cierto, totalmente recomendable. Se llama pensión Itxasoa la podéis visitar en la página http://www.pensionesconencanto.com/ y no tiene nada que envidiar a cualquier hotel de 3 estrellas. Tenía una terraza increible con unas vistas al mar preciosas y una habitación amplia donde entraban las cuatro camas con comodidad.

Después de dejar las mochilas nos fuimos a comer por el casco viejo. Un sitio llamado "Bakara", plato combinado, las ninas encantadas. Encontramos además en el parte vieja una juguetería maravillosa. No se a quién le gustó más, si a las ninas o a mi, jejeje.

De camino al aquarium al que fuimos casi volando (literalmente) "disfrutamos" del paseo de la Concha y del ya mítico carrusel de San Sebastián (exacto por cierto al que pusieron más tarde en el Paseo Pereda de Santander)

Y por fin llegamos al aquarium. Sin duda lo que más les gustó de toda la visita. Disfrutamos y aprendimos un montón de cosas.

Ahora estoy haciendo un libro en la página de Hofmann sobre el viaje con el nombre de todos los peces en mayúsculas para que lo puedan leer ellas.

Cuando salimos del aquarium estaba lloviendo y aún era pronto así que nos fuimos al cine a ver Horton.

Cenamos en el centro comercial de la bretxa donde estaba el cine y a dormir. Era la primera vez que dormíamos todos fuera de casa y para las niñas era como una fiesta... parecía que nunca hubieran visto una cama, jajaja.

Al día siguiente parecía no llover. Así que después de desayunar cogimos un bus que atravesó toda la ciudad y nos llevó hasta el monte Igueldo.

Las atraciones estaban todas cerradas pero las vistas eran impresionantes. Claro, que a las ninas lo de las vistas plif, así que cogimos otro bus y nos fuimos al Kutxaespacio.

Comimos allí mismo y la verdad es que nos dió pena no pasar más tiempo allí. Tienen monitores y actividades preparadas con monitores para niños de todas las edades. Todo es manipulativo y aunque ellas no entiendan los principios físicos que pretendían enseñar con cada experimento, lo de toquetear las chiflaba.
Y ahí acabaron nuestras mini-vacaciones. A pesar de que el tiempo no nos acompañó las disfrutamos mucho y estamos deseando repetir.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

4 comentarios:

Miriam dijo...

Hace dos veranos yo estuve en San Sebastian y es una ciudad preciosa... pero ya veo que vosotros os lo pasasteis pipa! :-) Me encantan los pijamas de tus niñas! :-D

Raquel dijo...

Tan cerca de San Sebastian y nunca he estado en el Acuario, ya le puedo decir a Dani qme lleve. bss

Candela dijo...

Esa chica de las fotos no es la mama delas nenas... Es la hermana mayor!!! Que guapa estas, Susana!!

Susana dijo...

Gracias Ruth!!! jejeje, me voy a poner roja. Por cierto Miriam, los pijamas son de Kiabi. Y Raquel, no te puedes perder el aquarium, nos encantó a todos.