El quimicefa


Ir a casa de mis padres y abrir el armario de los juguetes es como retroceder a mi infancia. De vez en cuando desempolvamos uno de mis juguetes de niña y nunca mejor dicho lo de desempolvar porque están ya un poco perjudicados mis pobrecines.
Hoy le tocó el turno al Quimicefa.


Un juego, que ya hace tiempo que mis hijas miraban con ojos golositos pero que nunca sacábamos porque aún eran demasiado pequeñas. Según la etiqueta del juego (a partir de 12 años) aún les quedan unos años, pero ya no podían aguantar más...

En mi época de niña creo que saqué este juego dos veces: el día que me lo regalaron y otro más. Punto.


Es un juego que ciertamente parece muy apetecible y las niñas se imaginaban a si mismas mezclando tubitos y provocando explosiones o mezclas burbujeantes.
A este juego resulta difícil de asignarle una edad recomendada. El libro de "instrucciones" con los experimentos era realmente poco atractivo, más encaminado a que los niños comprendiesen los cambios producidos por las sustancias químicas en su composición... puffff!!!
Si tienes que esperar a que comprendan eso tienes que poner una edad alta, pero entonces pierden ese interés por experimentar...
También se le nota al juego el paso del tiempo. Sin duda hoy en día los experimentos que incluyan este tipo de juegos serán más atractivos y presentados de una forma más visual, ya que este libro sólo tenía texto.


A pesar de todo, disfrutamos de la tarde observando cambios de color en los tubos, usando probetas, embudos... Yo personalmente, a la hora de realizar experimentos, me decanto más por un buen libro como este:


Que por cierto, sé que anda por algún sitio, para el próximo día lo "desempolvo" y os muestro que tal nos fueron los experimentos...

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

9 comentarios:

Emepé dijo...

Este juego no lo conozco, pero si hablamos de juegos de mesa de mi infancia, al que más le sacamos provecho fue al parchis. Las tardes de domingo nos poníamos a jugar en la mesa de la cocina... ¡Que recuerdos!
¡Buen fin de semana!

chema dijo...

el quimicefa lo tuvo mi hermana. un profesor de química de mi colegio decía que era la mejor manera de aprender, experimentando y viéndolo tú mismo. ese libro también parece muy entretenido.

Waru Waru dijo...

seguro que se lo pasaron pipa! y aunq los juegos de quimica de ahora puedan resultar más atractivos, no hay duda de que nuestros juegos antiguos tambien les llaman la atención. A veces incluso más que los novedosos actuales.
Bss

Inma dijo...

Con mi Cheminova casi me estalla una probeta en las manos. Empezó a arder lo que mezclé y fui corriendo al baño a tirarlo ¡me llevé un susto!

Susana dijo...

El parchis es de lo mejor Emepé!!
Estoy de acuerdo con tu profe de química lo malo es que a qué edad tuviste ese profe de química?? Sin duda ya eras demasiado mayor para jugar con este tipo de juegos...
Waru Waru, mis hijas disfrutan muchisimo con mis antiguos juegos, ya te digo que cada vez que vamos a casa de mis papis desmpolvamos uno y disfrutamos las cuatro!!!
Inma, eso es lo que esperaban mis hijas... una explosión!!! jajaja
Por cierto, acabo de encontrar un blog con un montón de experimentos:
http://primariaexperimentos.blogspot.com.es/

Bertha dijo...

AH! me acuerdo de este juego, los cinco hermanos jugamos a el, aunque no me acuerdo de los resutado de los experimentoooss...jejeje.

elsillóndepapá dijo...

Yo también me acuerdo de estos juegos y es genial que aún los mantengas en buen estado, en micasa, entre hermanos, primos y amigos, apenas queda nada de nuestra infancia... excepto buenos recuerdos. Acabo de descurir tu log y me gusta. Un arazo

Susana dijo...

Gracias por tus palabras y bienvenido a esta casa. Nos leemos!!

María Corcuera dijo...

Pensando en juguetes nosotros también. Espero que estés bien Susana, con estos fríos que se han levantado. Muchos besos creativos.