Trikis y "porteador" para cupackes casero


A finales de Agosto fue el bautizo de mis sobrinos mellizos y quise colaborar haciendo para la fiesta unos cupcakes de Triki, el mostruo de las galletas. Son muy populares en la blogoesfera y la verdad es que quedaban muy resultones y llamativos.
Esta vez, para la base de los cupcakes utilicé la receta del libro que me regaló mi amiga invisible del día del libro de este año.


Y definitivamente es la que más me ha gustado de las que he usado hasta ahora. Además la hice veteada, alternando la "normal" con la de cacao y quedaron riquísimas!!! (gracias Alice)

Ingredientes:
- 280 grs de harina blanca.
- 1 cucharada de levadura en polvo.
- 1/8 cucharadita de sal.
- 115 grs de azucar extrafino (superfino).
- 2 huevos medianos.
- 250 ml de leche.
- 6 cucharadas de aceite de girasol.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
- 2 cucharadas de caco en polvo.

Preparación:
1. Precaliente el horno a 200º. Tamice la harina, la levadura en polvo y la sal en un cuenco grande. A continuación incorpore el azúcar.

2. Bata ligeramente los huevos en un cuenco y luego incorpore la leche, el aceite y el extracto de vainilla. Haga un agujero en el centro de los ingredientes secos y vierta los ingredientes líquidos batidos. Mézclelos un poco para que queden ligados, pero sin trabajarlos demasiado.

3. Divida la mezcla en dos cuencos. En uno tamice el caco en polvo y remuévalo. Utilice dos cucharillas para llenar los moldes con las dos masas, alternando la mezcla que lleva chocolate con la que no.

4. Hornee las magdalenas durante unos 20 minutos o hasta que la masa suba y esté firme y dorada (en mi horno fue algo más de media hora).

Para la buttercream usé la receta básica que ya utilicé aqui. Sólo que le añadí el colorante azul.


Para hacer los ojos usé masa de fondant blanca y una pintita de chocolate para la pupila.


Aquel día también quise probar la manga pastelera eléctrica que me regalaron por mi cumple. Ciértamente es muy cómoda y sobre todo rápida que era lo que yo necesitaba, y es que aquel sábado que me puse a cocinar había en mi cocina una temperatura de unos 40º C que para una santanderina mucho es. Y para la mantequilla de la buttercream ni te cuento, que se me derretía por momentos. Así que aunque hubiera querido hacer los pelitos del Triki con otra técnica finalmente los hice así y no quedaron del todo mal ¿verdad?


Aquí todos los Trikis que fuí metiendo en la nevera según iba haciendo para que no se me derritieran.


Y por último quedaba el pequeño detalle de llevar 28 cupcakes en el coche y que llegaran medianamente decentes. Solución: aquí tenéis el porta-cupcakes de Susana. Llegaron todos sanos y salvos y se ventilaron en un pispas.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

4 comentarios:

anele dijo...

Me apunto la receta. Pero haré la base sólo, que me temo cómo quedarían mis trikis, je, je. Qué buena pinta.

Inma dijo...

Esos Triquis son una monada. Ando yo también todo el día delante del horno. Ayer hice unos delicadísimos cupcakes con una mariposa de fondant encima. Debían quedar de un rosa pálido, un blanco rosaceo..y como no controlo nada aún, el resultado fueron unos cupcakes rosa barbie, de tan tono que a mi hija le dió vergunza llevarlos al hospital como era el plan en un principio. Ricos, están riquísimos pero el tema de colorantes y mangas lo llevo fatal.

Susana dijo...

Ya verás como enseguida le coges el punto Inma.
Anele, anímate, que no es tan dificil como parece, pero si tú haces filigrana!!!!

Emepé dijo...

¡Qué graciosos esos Trikis! ¡Y apetitosos! No me extraña que volaran... Bonito detalle ese...