martes, 25 de septiembre de 2012

Helado de mora

Hoy voy a haceros una anti-receta. Es un poco absurdo lo sé, pero supongo que también tiene su utilidad, y se trata de aprender de los errores, ya sea propios o ajenos.


Como ya os comenté, el día que hicimos la calzada romana cogimos un montón de moras con las que, además de una riquisima mermelada de moras (como el año pasado) me decidí a hacer helado de mora para compartir en el cumple de mi sobri.

Seguí esta receta y he de decir que... no la hagáis!!!
No es que estuviera incomible, pero después de la trabajera que supone sacarlo cada 40 minutos para removerlo y demás pues resulta que no sabía a moras, sólo sabía a nata, mucha nata (además, nata de montar, no nata ya montada que sabe diferente).

En fins, que yo estaba toda preocupada por la consistencia y eso sí quedó bien pero de sabor un asco, así que probaré otro día con yogurt o similar y ya os contaré.

1 comentario:

CrispiCake dijo...

Hola!!!
Me encanta la mermelada de moras y si es casera mucho mejor.
Muchas gracias por visitar mi blog y participar en el sorteo.
Un beso grande.

Anne of green gables

Hoy quiero enseñaros un libro que me tiene enamorada. Se trata de una novela gráfica, género del que me estoy enamorando cada vez más. Mu...