Baños de Ola 2010

Vamos tachando cosillas en mi mosaico particular del verano. La primera de ellas (además de la playa, de la que estoy disfrutando como una enana) son los Baños de Ola, fiesta de la cual ya os hablé hace un par de años en:
http://retales-de-vida.blogspot.com/2008/07/baos-de-ola-en-santander.html


Este año, a pesar de que la programación era sumamente apetecible ha estado un pelín pasada por agua, pero bueno, así es Santander. Como dice un refrán popular

"Santander, ciudad de verano
con paraguas en la mano"
Esta maravillosa tierra verde no lo es "gratis". Aún así hemos disfrutado mucho de esta fiesta que ofrece multitud de espectáculos, un mercado marinero, talleres infantiles, concursos de figuras de arena, fotografía, de trajes de época, regatas, títeres y actuaciones musicales diversas...

Personalmente, una de las cosas que más disfruto en esta fiesta es viendo a la gente vestida de época paseándose por el Sardinero.

Este año han hecho recreaciones matinales de cómo eran estos famosos baños de ola allá por principios del s. XX.

Me ha picado la curiosidad y me he puesto a rebuscar por internet encontrándome con un montón de cosas curiosas que no conocía.

El traje de baño o bañador se constituye en una pieza fundamental de esta novedosa costumbre, que respeta unas normas muy estrictas, tanto en lo refente a materiales, colores y a su diseño.
Los baños eran recomendados por motivos de salud, por lo que la estética no contaba demasiado. La moral de la época, indicaba a la lana como el material más apropiado, para que no se pegase al cuerpo. Los colores eran oscuros, azules o marrones. Estaban integrados por 2 piezas: pantalón largo y blusa.

Trajes tan complejos requerían que los cambios de ropa se hicieran en unas casetas instaladas en las playas. Inicialmente las casas para los baños de mar eran modestas y provisorias. Pero la gran cantidad de personas se cada vez más se desplazaban, en especial desde Madrid y Castilla, para pasar el verano en El Sardinero, lleva a que se hagan nuevas infraestructuras permanentes.

Al fonso XIII fue uno de nuestros "bañistas" más ilustres, y claro, al tratarse de alguien de la realeza no podía conformarse con una mera "caseta" para cambiarse de ropa así que la suya era la que aparece en la siguiente foto, un auténtico palacete, aunque más me ha sorprendido aún la "caseta" que disponía en la playa de la Concha de San Sebastián.

El palacio, construido en madera, se desplazaba sobre dos raíles que partían la playa por la mitad.

Gracias a la fuerza de un motor de vapor, el dispositivo trasladaba al monarca y su séquito desde la arena hasta el interior del mar, donde podían bañarse a salvo de las miradas.

La existencia de estas "casetas de baño" se encuadra dentro de la moral victoriana de la época, que consideraba de mal gusto bañarse en público y ser visto en bañador. En franca competencia con los balnearios, los denominados "baños de ola" se convirtieron en una moda gracias a la discreción que procuraban estas "casetas rodantes", donde las damas y caballeros de la época podían entrar y salir del agua sin perder la discreción.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

6 comentarios:

africa dijo...

Para mi siempre tuvo un encanto especial esa playa´, este año he visto los tan nombrados baños de olas en la tele en varias cadenas. Me alegro que hayais podido disfrutar del espectáculo en vivo y directo. Ya he dicho en más de una ocasión que ir allí es una de mis asignaturas pendientes, ojalá algún dia pueda pasear por allí.
Besos

AFRICA04

Susana dijo...

Si alguna vez te animas ya sabes que aquí tienes una guía turística. Un beso África.

cloti dijo...

Oye, ¡cómo mola eso de que te llevan la caseta al agua! jajaja si es que yo venía para princesa, jajaja
Bsssssssss
Cloti

anele dijo...

qué chulo!!! Nunca había oido hablar de esas casetas "rodantes", ¡ qué barbaridad !

africa dijo...

Gracias SUSANA, no dudes que si algun dia puedo ir te aviso, me encantaría que nos la enseñaras. BESOSSSS

AFRICA04

chema dijo...

a santander acabo de llegar yo esta misma tarde, jejeje. la playa del sardinero está muy bien, aunque yo soy más de peligros/magdalena, como he comentado en alguna ocasión. ;) oye, y cómo han cambiado los trajes de baño con los años!
besos, susana!!