Túnez


Por fin, hoy, taitantos de Octubre (porque hoy empiezo el post pero a saber cuando lo termino). Acabo el relato de nuestro Crucero de Julio.

La última para fue Túnez. Ya antes de ir mantenía ciertas reservas respecto a esta cultura tan diferente a la nuestra, diferencias que pude comprobar de primera mano.

La visita contratada no fue para enseñarnos las bellezas del país sino para sacarnos dinero. Todo el mundo quiere sacarte dinero.

Yo lo entiendo, pues el turismo es la fuente de abastecimiento del país y de sus gentes y de eso comen, pero las formas... y los niños. Aquí a mí me tocan mi fibra sensible y no puedo verles trapicheando por las calles "10 euros, sólo diez euros, ¿español? a ti más barato, 8 euros, mira, mira, 7, 7 euros..."

El regateo es el deporte nacional. Y ellos saben jugar muy bien. La estrategia de los niños está pensadísima, por supuesto. Y la de comenzar por 100 euros algo que te llevas por 25 todo orgulloso de tu azaña cuando en realidad cuesta 5.

En Túnez visitamos una perfumería en la que nos enseñaron un alambique y después tiempo libre para comprar sus esencias artesanales, una breve visita a una Medersa o madraza (escuelas del Corán) y después a la Medina, donde nos dijeron que compráramos en un sitio en concreto ya que allí ellos nos aseguraban que vendían productos de calidad y a buen precio.

En la tienda en cuestión no había ni un sólo letrero con el precio, te daban unas cestas a la entrada y tú ibas cogiendo lo que te gustara, después te hacían una oferta por el lote completo y ahí comenzaba el regateo.

La "guía" nos decía que ella nos podía asesorar con el regateo para que no nos timaran (en fins, que iba de colega y estaba compinchada con ellos) pero bueno, picamos y compramos porque alguna chorrada te llevas al final.

Un visita ultra rápida a Cartago desde el autobus con brevísima parada para fotos y lo mejor de todo justo al final. El pueblecito de Sidi Bu Said.






Si lo llegamos a saber era como para pasar de la excursión y haber pasado allí todo el tiempo.

Es un típico pueblo todo encalado en blanco con las puerTas y ventanas pintadas en azul (un andaluz diría que menuda cosa, pero bueno, una es del norte y la verdad es que está super cuidado)

Subimos por una empinada cuesta sorteando todos los puestecillo hasta llegar al café que se sitúa arriba del todo. Allí pedimos un delicioso té con piñones y disfrutamos del atardecer en la terraza.

Una maravilla. Lo mejor de aquel abrasador día de 47º.

Aquí os dejo unas cuantas fotos más de este precioso pueblecito para que disfrutéis de ellas.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

10 comentarios:

cloti dijo...

Preciosas fotos, Susana.
Tu experiencia fue como la mía en Egipto, me harté de llorar a diario.
Bssssssss
Cloti

KIRA dijo...

A mio no me gusta que la gente me agobie cuando voy de compras, quiero mirar y requetemirar con tranquilidad, cojo una cosa, la dejo, la vuelvo a cojer, le doy mil vueltas y me la quedo o no segun... no creo que pudiera soportar tener a alguien pegado a mi dandome la torrija y el regateo juajua seguro que acabo timada pero de largo....
Por cierto que razon tienes pues el pueblo es PRECIOSO, y como bien dices para haber pasado todo el dia en el dando un paseo...
BSTS

chema dijo...

túnez es el país de áfrica que más al norte se encuentra, que no marruecos como se podría pensar. a pesar de que dicen que no es muy radical en cuanto a sus costumbres y su cultura, veo que muchas cosas os resultaron sorprendentes, y con razón...
a veces hay que pensarlo dos veces antes de dar una limosna a alguien que te pide por la calle, pues con ello puedes estar contribuyendo a perpetuar algún perverso negocio de explotación, a niños por ejemplo.
sobre cartago leí mucho hace poco en un libro sobre la historia de áfrica, sobre el cual escribiré un post un día de estos.
jo, y vaya calor, 47º nada menos! en el mediterráneo, para quien esté acostumbrado a las costas del norte, no sólo es el calor, sino además el sol cegador, sé lo que me digo. :P

Riesgho dijo...

Hay que guapo todo. El último pueblin es precioso, parecen las casitas de un nacimiento.
El montaje de fotos de mi blog, lo hice con el Picassa. Subi las fotos allí y luego con ellas hice una película. Después te da la opción de guardarla en tu ordenador y desde allí lo incluyes como video en la entrada.
Si tienes alguna duda, ya sabes por donde ando :)

Bertha dijo...

Jo que chula y veo que te lo pasaste genial?

Inma dijo...

Clavaito a Marruecos. La verdad es que estresa mucho ir a comprar cualquier cosa porque el agobio es tremendo.
Precioso el último pueblo, de película.

KIRA dijo...

Susana, tienes un premio para quitarte el mal rollo que te dejo saber que la guia estaba compinchada con los vendedores...
BSTS

anele dijo...

Te entiendo, ja,ja, amí también se me extendió "un poquito" lo del relato de mi viaje.
Me parece un agobio tenerles pegados al culo. Y el publo es una monada, el típico pueblo mediterráneo.
Lo que se me hace rarísimo es eso de tomar un té que tiene piñones flotando...

Susana dijo...

Gracias tocaya por los detalles técnicos, ya probaré el siguiente montaje con el Picassa.
Y gracias Kira por el premio, ahora mismo me paso a recogerlo... qué emoción.
Elena, lo de los piñones era ciértamente extraño pero riquísimo y fácil de probar aquí.

Shirat dijo...

Yo estuve en Túnez hace unos quince años, y mi experiencia fue como la tuya. Todo eran regateos y timos, pero al igual que a ti me encandiló Sidi bu Said.

Un besito.