Casarse

Casarse o no casarse... that's the question.

Gracias a Dios las cosas han cambiado. Hoy en día se puede elegir, sobre todo las mujeres, que quizás en otra época ni se lo planteaban. Es lo que tocaba a cierta edad, lo que había que hacer (eso o el convento...)

Hoy podemos elegir si queremos realmente casarnos, y no sólo eso, sino que el hecho de casarse ha quedado desvinculado al hecho religioso.

Yo creo que eso es un avance. Antiguamente no había otra opción que casarse por la Iglesia. Después se "abrió la veda" de los ayuntamientos, pero aquello era casi un juicio (que tristeza, en cinco minutos, la novia en traje-pantalón...) de tal manera que había gente que, aunque no creyente, elegía casarse por la Iglesia porque era mucho más "bonito".

Hoy en día puedes casarte en un marco incomparable (como el Palacio de la Magdalena) vestida de novia, con Rolls Royce a la entrada, ceremonia con cuarteto de cuerda, leyendo textos poéticos e intervenciones de tus familiares y amigos hablando sobre la pareja.
Y no es un sacramento.

Me alegra. Porque ahora quién se casa por la Iglesia ya no es por "que queda más bonito" o al menos, tiene otras opciones, si es que quiere ser coherente.

Cuando yo me casé quise que mi boda representara lo que quería que fuese mi matromonio, fuese un poco "testimonial", aunque en las bodas hay mucho de convencionalismos, fórmulas sociales y compromisos que cumplir... y por eso no quise gastarme las cantidades astronómicas que se pagan. No por tacañería sino por convencimiento.

Un vestido que sólo voy a usar una vez!!!! (si Dios quiere). Así que después de mucho buscar, me casé con un vestido prestado que arreglé y reformé a mi gusto (por una miga de mi madre que es modista y fue su regalo de bodas).

El peinado me lo hizo mi madre (que fue peluquera antes de casarse). Ella no quería.
- Ay, Susana, que voy a estar muy nerviosa ese día. No quiero esa responsabilidad.
- Pero mamá ¿quién podría peinarme mejor el día de mi boda que mi propia madre? es un recuerdo que tendré para siempre, y además tenemos todo el tiempo del mundo para hacer todas las pruebas que quieras.

El video lo hizo nuestro amigo Eddie. Quedó un video de lo más familiar, con tomas falsas y todo. Muy entrañable, nada formal.

Las fotos fue un regalo de nuestra amiga Silvia, gran aficionada a la fotografía y además una manitas porque el álbum también nos lo "fabricó" ella, forrando uno con un papel amarillo precioso, rematándolo por dentro con lazo color morado.

Las invitaciones las encargamos a un grupo de mujeres de la India, que las hacen cosiendo hilos de forma totalmente artesanal. Las cogimos a través de la ONG Intered que es la que se las comercializa. Cada tarjeta tenía un motivo diferente (eran unos seis modelos) característico de la cultura hindú. La que véis en la imagen es la flor de loto. Después hice yo la impresión de la parte interior y las pegué (en plan "manualidades" de toda la vida, jejeje)

El banquete fue algo muy sencillo pero en el que estuvieron todos nuestros amigos. Digamos que del total de invitado eran 1/3 familia de la novia 1/3 familia del novio 1/3 amigos. Lo cual fueron muchos amigos y disfrutamos un montón (que es al final de lo que se trata ¿no?)
Bueno, que no pretendo ponerme de ejemplo de nada. Todo este post surgió de un comentario acerca de que nunca gasté más de 90 euros en un vestido, ni siquiera en el de novia (de hecho e de novia costó 0 euros, el que costó 90 fue el que me compré para la boda de mi hermano...).
Y todo esto me ha llevado a una reflexión sobre lo que supone casarse, lo que ha cambiado el concepto en pocos años, y que ahora es posible casarse de una manera diferente, o más que diferente, coherente, cada uno con lo que cree, y ya no vamos todos a una... gracias a Dios.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

22 comentarios:

Ana dijo...

El otro día escuché en la radio a una chica que decía que no se podía casar por el tema crisis. El locutor respondió a la par que mis propios pensamientos. El que se quiere casar se casa con poquito dinero, y no hace falta nada más que los novios y los padrinos, y así es. A veces parece que con tanto preparativo nos olvidamos lo realmente importante, que es el compromiso de estar con tu pareja compartiendo la vida. Yo tengo muy buenos recuerdos del día de mi boda, y siempre comentamos mi marido y yo que si sabemos lo bien que se está , nos casamos antes (no habíamos convivido anteriormente ). Estábais muy requeteguapos de novios!!!. Besos

Susana dijo...

Pero que bien hablas Ana. Yo no lo hubiera dicho mejor!!!!

anele dijo...

Una buena forma de demostrar que no hace falta gastarse un dineral para organizar una bonita boda. Me alegro de que fueras coherente con tus convicciones; hoy en día mucha gente piensa que debe de gastar mucho por aparentar y despertar envidias.
Al final, ¿qué tuviste? Un bonito vestido, unas invitaciones superoriginales, un peinado muy "especial" (puedes estar segura de que la peluquera dió lo mejor de sí)... y lo mejor es que disfrutaste de todo ello.

cloti dijo...

Ay Susana, qué de acuerdo estoy contigo.
Mi vestido de novia lo alquilé, y me lo pagó mi vecina que fue la que me sugirió esa opción. 8000 ptas.
El vídeo lo hizo mi tío, el único con cámara, y las fotos los amigos.
La invitación de boda era el modelo más sencillo y a la vez el más barato.
Eso sí, nos pegamos mes y medio de luna de miel a cuerpo de rey.
Bsssssssssssssss
Cloti

Candela dijo...

Que razon tienes, Susana.. a mi me da pena gastar tanto dinero en un solo dia. Vale que dicen uqe es el dia mas feliz de tu vida (mi primera boda no lo fue, y por eso no voy a tener una segunda), pero me parece increible cuando gente me dice aqui "hoy por menos de 20,000 euros no se casa nadie. Y unamierda!! Mi amiga se caso por dos mil euros solo. Las fotos se las hicimos entre dos amigas, el video, su hermano y su cuñado, como tiene el pelo corto no desperdició dinero en peluquerias y el vestido imagino que es lo que mas le costaria. La cena fue en un restaurante modesto pero excelente, nos hartamos de cervecita, de tapas y la cena chapo... que eso lo pago con lo que le dimos los invitados. Asi que... poder se puede. (la mia primera me costo diez mil pesetas, fijate tu)

Candela dijo...

Ah! Y fue por el juzgado, eh??

CGR dijo...

Sí es cierto que si lo que realmente quieres es casarte no necesits gastar mucho y he aqui la mejor prueba. Una boda estupenda, Susana. Me ha encantado ver que no es necesaria tanta parafernalia ni tanto derroche para llevar a cabo una boda

yo misma dijo...

Susana, tú eres una mujer que me lleva siempre a la reflexión, me alegras el día con tu bondad, envidio a todos los padres que tienen a sus hijos en tu clase, me pareces una mujer con los pies en la tierra, tu historia de boda me suena maravillosa. se te ve hermosa y feliz.

lanuor dijo...

Ay, Susana! Qué parecida fue tu boda a la mía. Nosotros también lo hicimos todo entre todos: vídeo y fotos fue el regalo de un amigo, también con tomas falsas (qué risa). Me maquilló una amiga. Compré el vestido (de novia y corto) muy bien de precio y fue el regalo de una de mis tías. Nos casamos en el juzgado y luego fuímos a celebrarlo a un restaurante chino que reservó todo el local para nosotros. Mi familia de Menorca alucinaba porque nunca había probado la comida china.
Hace 17 años que nos casamos y nuestras familias todavía recuerdan la boda. Fue muy sencillo y entrañable.
Hoy en día se da tanta importancia a las apariencias, al quedar bien delante de los demás, que se olvida lo más importante: celebrar algo muy bonito con la gente que quieres. Nada más.
Por cierto: estabáis guapísimos!!

Inma dijo...

Es verdad lo que decís. Parece que sólo hay una manera de casarse y a veces no vemos más allá.
Lo digo porque me casé muy joven y dejé hacer a todos a mi alrededor sin imponer lo que yo quería. Es verdad, que era una pavisosa que no sabía que quería realmente.
El vestido y el peinado que eligió mi madre. El hotel que quería mi padre, la iglesia que quería mi marido. Nada fue decidido y elegido por mí. Una pena. Ahora veo las fotos y pienso que fue una auténtica pena. Si me casara ahora sé exactamente como querría que fuera mi boda.
Bueno sí elegí algo...a la rana jajajajaja.

Mª Carmen dijo...

Pues yo suscribo totalmente lo tan bien dicho por mi cuñada Ana. Para casarse se necesita quererrrrrrrrse mucho y poco másssss. Tu boda me parece entrañable y cercana. Tú guapísima y sin estridencias.

Mi boda la recuerdo con emoción y Luis y yo disfrutamos un montónnnnnnnnn y fuimos muyyyyyyyyy conscientes de todo.

Bicos moitos

BLAS dijo...

Recuerdo haberte preguntado yo por lo del traje de novia de 90 euros. Estabas guapísima!! Y me ha gustado mucho lo de que te peinara tu madre, aparte de que lo hizo perfecto, fué un bonito detalle. Te trabajaste mucho tu boda, le pusiste mucha imaginación, con lo cual se nota que había ilusión de por medio y que se la contagiaste a quienes te rodeaban. Me ha encantado tu entrada!!

chema dijo...

están muy chulas las fotos de la boda, susana. sales muy guapa. y el detalle de las tarjetas artesanales fue muy original.
de asistir a una boda, prefiero que sea sencilla y sin grandes derroches, pero en la que tengan detalles de cercanía con los invitados. por ejemplo, en una boda en la que estuve el año pasado, unos niños que serían sobrinos de él y de ella, repartieron caramelos por las mesas... eso me pareció muy simpático.
y estoy de aon ana, lo importante de la boda es que es un acto en el que la pareje comienza de forma 'pficial' digamos, una vida, un camino en común. a veces las bodas están rodeadas de demasiada parafernalia...

Shirat dijo...

Totalmente de acuerdo.
Yo odio el concepto de boda-negocio tan de moda en los últimos años.
Me hace gracia la gente que dice que no se puede casar por la crisis. Una firma en el juzgado a las nueve de la mañana no es para arruinarse, así que si realmente quisieran casarse lo harían. Se puede hacer una boda sencillita con una comida para los familiares y amigos más cercanos y punto.
Susana, tu boda fue de las que a mí me gustan: con detalles familiares y mucha ilusión. Así da gusto.

COILET dijo...

Susana, tu boda me parece estupenda, con esos detalles tan sencillos y a la vez tan originales. Nosotros no estamos casados, pero cuando llegue el nene, igual nos lo tenemos que plantear, pero siempre tuvimos claro que firmar un papel no significaba que nos quisiéramos más.

Si me caso, me gustaria hacerlo en un Castillo, jejejeje, puestos a elegir...

KIRA dijo...

Que razon tienes... Susana!!!
Para casarse solo hace falta quererse...
El vestido, los zapatos, las invitaciones, el restaurante, de que sirve todo esto si despues no hay Amor???
Amor, la familia y los amigos que mas se puede pedir para una boda perfecta???
BSTS

Jassy dijo...

Yo si me gaste un pastón, pero lo valió por que me fui hasta Perú a casarme.
Fue un dia maravilloso sin nada caro, con la familia, los amigos y por supuesto nosotros dos radiantes, y sabes que?? lo mas importante fue que cuando dijimos si quiero ambos estabamos seguros ante Dios que era para siempre.
beso

Pilar dijo...

Aqui una que estuvo en tu boda y se lo pasó realmente bien, disfrutando de vuestro compromiso y de la fiesta con tanta gente querida. Nosotros tambien hicimos algo muy sencillo, porque lo importante es la conciencia-consciencia con que se hace: la alegría y la emoción que yo sentí el día que me casé fue porque estaba diciendo a mi futuro marido y con la cercanía de mi familia y amigos que nos queríamos y nos comprometíamos a seguir haciéndolo siempre. Y me puse guapa porque era un día especial, invité a todos a comer y bailar... por poco dinero, porque hay cosas que no casan (nunca mejor dicho, je): el amor y el despilfarro, por ejemplo. Así que me peiné yo, el atuendo fue sencillo, el coro de lujo (todos amigos y familiares), el menú económico pero bueno, las invitaciones caseras, el "reportaje fotografico lo hizo mi cuñada, repartimos chocolate de comercio justo, y quitamos todo lo superfluo. Y tenemos un recuerdo maravilloso, lo pasamos de maravilla.
Menos mal que, como dice Susana, no es necesario ya casarse por la Iglesia para tener "la boda de tus sueños" .
Por cierto, despues de estar en unas cuantas bodas se disfruta realmente en las bodas autenticas, en las que la gente esta en lo que celebra; en las que todo es artificial y para aparentar se le cae a uno el alma a los pies.

Bertha dijo...

Felicidades, te deseo mucha felicidad.
Me a gustado como lo has organizado todo, algunas de esa cosas que cuentas, me has echo acordar de como lo hice yo, que recuerdos, aunque denntro de nada voy hacer 25 años, unas fotos muy bonitas.

Elphaba dijo...

Susana, estabas preciosa. Comparto prácticamente el 100% de lo que dices sobre las bodas. Me parece respetable que haya gente que quiera una boda por todo lo alto, y si pueden pues estupendo. Lo que no me parece bien es que haya que hacerlo por narices así. O por ejemplo, que no te puedes casar en una boda íntima con 5 o 6 personas, porque todo el mundo se sentiría ofendido de no estar invitado, sin enteder la razón.
Además, tampoco me parece muy normal que la gente se case por la iglesia sin tener ninguna motivación de fe. Creo que si no se tiene, hay que tener el suficiente respeto como para no hacer una pantomima de ello en una cosa como esta. Hoy gracias a Dios hay libertad para escoger, pero nos ponemos a veces unas trabas peores que las que había antes, por los convencionalismos y los querer ser tanto o más que los demás.
Te admiro por ser tan consecuente con tus ideas.

Lily dijo...

Mi boda fue muy parecida a la tuya, fue por lo civil pero me casé vestida de novia, invitaciones artesanas, familia y amigos intimos, música a nuestra elección, reportaje de fotos por un amigo. Para mi la boda perfecta

irene dijo...

susana guapisima, y tu madre una artista, vaya recogido!!
creo que es verdad que lo de las bodas es desmesurado ya... pero bueno, se supone que es para una vez y todo eso. aunque en mi caso, dos...y la segunda invite a la mitad de la gente. si lo importante es que ese dia esten contigo los mas allegados, que puedan compartir ese precioso dia contigo. lo demas sobra, verdad?