Camino

Por fin vi Camino. Sabía que no me iba a agradar pero después de oir hablar de ella quería dar mi opinión con conocimiento de causa.

No me voy a meter en valorarla cinematográficamente puesto que no soy ninguna entendida (personalmente la interpretación de la niña no me gustó aunque los padres estaban sobervios los dos).

Entiendo que es la visión muy particular de un director que obviamente no es creyente y hasta ahi es del todo respetable.

Pero es que está basada en un hecho real, con una familia real de la que aún viven cuatro hermanos, a los que supongo que no les haya sido muy agradable haber visto cómo han utilizado la imagen tanto de su hermana como de su madre y su padre (porque no sale ninguno muy bien parado).

Recuerdo que la polémica suscitada ante el libro y posterior película de "El Código Da Vinci" no me molestó en absoluto. Estaba claro que era una novela, es decir, ficción. De hecho me resultaba increible que alguien pudiera creérselo.

Sin embargo en este caso no puedo evitar pensar que existe una familia detrás.

Él ha hecho la película sin su consentimiento, ha utilizado un 80% de su biografía y la ha mezclado con hechos de otras vidas, la ha situado en contextos diferentes y lo ha utilizado a su conveniencia.

Aquí os dejo el enlace a un Artículo que me ha resultado muy esclarecedor (y que conste que aunque soy católica no soy del Opus y es un sector de la Iglesia hacia el que siento ciertas reticencias, pero que creo que merece un respeto), las Verdades y mentiras sobre la pelicula Camino (me ha gustado sobre todo la respuesta de Pablo Fernandez) y la

Carta abierta de José Damián, hermano de Alexia González-Barros a Javier Fesser a propósito de la película Camino en ella le pedía que el nombre de Alexia (la chica en la que se basa la película) no apareciera y que desmintiera el hecho de que cuando murió los que estaban a su lado aplaudieron (algo que no sucedió y que cuando le preguntaron directamente en una rueda de prensa si es acto fue un hecho real él contestó que si).

Cada uno es libre de tener su propia ideología e interpretar los hechos como quiera pero creo que la familia merecía un respeto que no ha tenido.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

14 comentarios:

lanuor dijo...

No he visto la película, pero deduzco por lo que dices que, como siempre, directores, productores y guionistas dejan de lado el honor a la verdad para vender su producto, o sea, la película. Si fuera una historia de ficción, de acuerdo, pero al estar basada en un hecho real debería respetarse la familia que hay detrás, tenga la ideología que tenga.
Tienes toda la razón... Un abrazo!

Inma dijo...

Me parece un tema sumamente delicado en el que se mezclan cosas tan personales como la fe, el respeto a la realidad de una ficción, nuestros sentimientos más íntimos.
Por todos esos motivos quiero reservarme la opinión aunque sí quiero decir que la existencia de un Opus manipulador de conciencias es real. Lo sé por experiencia propia.
Otra cosa es si debería aparecer el nombre de la niña en la película, si la esta es o no reflejo de la realidad. Probablemente no.
Como obra, me gustó muchísimo.
Por cierto la niña estudió en el mismo colegio que yo, aunque aquí en Madrid. Cuando vine a estudiar la carrera me pasé varias veces por el colegio. Eso fue unos años antes de su muerte, seguramente alguna vez la vi jugar en el recreo.

BLAS dijo...

Susana, no me deja ver los comentarios que has enlazado, de modo que ya los buscaré por mi cuenta porque me parece muy, pero que muy interesante todo lo que has relatado y el artículo que has enlazado respecto a la repercusión pública que tienen los medios hoy día sobre el público y la masa. No sabía que esta película se basaba en hechos reales, y por mi parte, me resulta repulsivo que porque el director sea anti-religiones, se crea con derecho de ensuciar el nombre de una familia (que por su parte no ha hecho nada reprobable, sino tan solo sufrir la muerte de sus seres amados, ya sean creyentes de un tipo u otro), amparándose en la libertad de expresión. Muy fuerte me ha parecido este tema.

Shirat dijo...

Este tipo de películas siempre son polémicas. Yo no la he visto y no he leído nada, pero miraré los enlaces que has aportado.

Sin saber muy bien de qué va la película, estoy de acuerdo contigo en que hay que ser muy cuidadoso cuando hay una familia detrás, y sobre todo hay que estar bien documentado cuando se trata de religión, porque es un tema muy resbaladizo.

cloti dijo...

Ya sabes que yo no soy creyente, pero paradójicamente sí soy practicante en parte, acompaño a mi marido y a mis hijos y participo activamente no sólo de la misa sino también de distintas actividades que organiza mi parroquia.
El ateísmo y la falta de fe no están reñidos con el respeto hacia las creencias y la forma de vivir la religión de los demás.
Creo que no voy a ver la película por varias razones, no me apetece ver niños enfermos, no me apetece ver niños muriendo, no me apetece pasarme dos horas en tensión pensando con quién voy a tener que discutir si me huelo una falta de respeto y alguna más que ahora no me acuerdo.
Bsssssssssssssssss
Cloti

Susana dijo...

Tienes razón Blas, uno de los enlaces no funcionaba, ya lo he subsanado.

Inma dijo...

He vuelto y me he dado cuenta que mi comentario es absolutamente incomprensible. Quería decir que probablemente no debería salir el nombre de la niña real en la película. Por respeto a su familia y sobre todo porque no se ajusta a la realidad de la historia.
Como ficción, la historia me cautivó.
¿Me he explicado mejor?

Mª Carmen dijo...

He visto la película y me ha parecido como es lógico triste, muy triste. Pienso igual que Inma que es un tema muy delicado y por tanto no exento de polémica como así se ha demostrado. La niña me ha parecido "un ángel", y los actores que hacían de padres sobervios en sus interpretaciones. El Opus Dei sale mal parado, pero es una organización con la que no simpatizo en absoluto. Y he de decir que yo soy una creyente "medio-rara"...quizá lo explique en otro post. En lo que tengo que estar de acuerdo es en el derecho de la familia a salvaguardar su intimidad y que no se juegue con su dolor, eso sí desde el momento en que se pretende beatificar a esta niña (impulsores el Opus Dei) se está poniendo en el punto de mira. En fin Susana todo desde el respeto más absoluto es opinable...a mi la película me ha dejado un sabor amargo y triste pero la vida por desgracia no siempre es perfecta.

Bicos moitos

Yo también intentaba entrar en los enlaces y no era capaz, pero ahora mismo me pongo a mirarlos.

Susana dijo...

Inma, se te entendió perfectamente. Y vuelvo a puntualizar por si acaso no se me entendió bien que yo tampoco simpatizo con el Opus Dei.

Ana dijo...

De acuerdo en que deben respetar a la familia. Podría haber hecho una película igual sin nombrar a nadie.
Yo la he visto. Me ha gustado mucho. La niña preciosa, aunque no muy buena actriz, los padres una pasada de actores, la historia estremecedora. Me quedé con un cuerpo horrible pero me alegro de haberla visto.
Por otra parte, he de decir que todo el mundo merece repeto, independientemente de sus creencias, pero tengo que comentar que mi experiencia personal y roce con Opus Dei es nefasta, y curiosamente no conozco ni uno de sus miembros que se muestre respetuoso hacia los que no comparten sus creencias(opinión personal, sin ánimo de generalizar).Un bico.

Jassy dijo...

Cuando de hacer caja se trata mucha gente se carga lo que sea. No he visto la película aun Susi pero voy a ver los enlaces que recomiendas
UN besito

R.M dijo...

Yo no he visto la pelicula y dudo ke lo vaya a hacer. No simpatizo en absoluto con el Opus Dei, y tampoco con la utilizacion de los niños para una u otra causa. En cuanto a la familia... Creo ke siempre se merece respeto.

Elphaba dijo...

Tienes razón en que es un asunto que ya se sabe que va a levantar ampollas por el hecho de tener una historia real detrás. Estoy de totalmente de acuerdo en que no se debería hacer uso de su nombre sin el consentimiento, aunque sea para la nota final.

Lo que sí es verdad es que al principio dice que la historia está INSPIRADA en hechos reales. Ya sé que es un matiz muy leve y que no quita que se sientan aludidos, pero cuando en una película dice que está inspirada (y no basada) en hechos reales, está diciendo que utilizan un hecho a partir del cual crean una historia de ficción con gran cantidad de hechos inventados. Vamos, que ya están advirtiendo que lo que vemos no es la recreación fiel de la historia real de nadie, al menos no toda. Es cierto que deberían ser más cuidadosos al respecto, pero también es verdad que el público en general no tiene mucha opinión propia y tiende a tragarse palabra por palabra de cualquier cosa que vea en una pantalla.

Eso en lo tocante a la familia. Respecto a la imagen del Opus en la película, pues creo que no juzga, sino muestra, y muestra una realidad que conocemos muchos. Los que juzgamos (y digo juzgar, que no condenar) somos nosotros al conocer ciertas cosas.
Y por si hay dudas, yo soy creyente y en muy buena relación con religiosos y con una parte de la iglesia aunque no comparta todo. Pero no soy practicante, aunque creo que la verdadera práctica está en otras cosas que en lo que se entiende normalmente.

Creo que has escrito un post muy interesantes. Besos!!

anele dijo...

Creo que hay dos formas de interpretar esta película, de ahí la gran polémica por las posiciones enfrentadas de ambas: los que se la creen a pie juntillas pensando que es una historia real desde el principio al final, y los que ven en ella sólo una fábula cinematográfica. Si Fesser no ha hecho incapié en desmentir la primera, entonces es culpa suya y de nadie más. (No puedo opinar al respecto porque desconozco las declaraciones del director al respecto). Entiendo el enfado de la familia si le pidieron expresamente que eliminara la alusión a Alexia en los títulos de crédito.

Sin embargo debo decir que a mí me gustó la película. Veo en ella eso simplemente, una película. Una historia enternecedora con originales recursos narrativos y un muy buen trabajo de actores (los padres están soberbios). En ningún momento pensé estar viendo en directo la vida de Alexia y creo que ahí es donde estalla el conflicto, que muchos necesitan que se les recuerde que sólo es ficción y "que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia".
Por mi parte me tomé la molestia de pasearme por la Red para conocer más acerca de la historia de esta niña y contrastar, y precisamente ví que no tienen nada que ver la una con la otra.
De hecho me parece la historia de una niña normal, con muchísima fe y un valor tremendo para enfrentar una situación tan penosa, pero que me disculpen los más puristas, no veo en ello ningún milagro.
Deberíamos entonces beatificar a todos los creyentes que sobreviven día a día con sus dramas personales.
Y coincido con Elphaba en que en ningún momento percibí una crítica directa contra el Opus: se limita a "mostrar" para que sea el espectador el que juzgue pero no veo ningún personaje que recrimine solapadamente ni ninguna figura que manifieste nada en contra del Opus. ¿Fanatismo? no recuerdo haber escuchado esa palabra en ningún momento del metraje.

Insisto, en lo referente a la familia Fesser debería haber estado más fino pero como película no tengo nada que reprocharle.
Volvería a verla y desde luego la recomendaré.