Sin palabras

¡Buscad al Señor mientras se deja encontrar,
llamadlo mientras está cerca!
Porque vuestros pensamientos no son los míos,
ni vuestros caminos son mis caminos–oráculo del Señor.
Como el cielo se alza por encima de la tierra,
así sobrepasan mis caminos y mis pensamientos a los vuestros.
Así como la lluvia y la nieve descienden del cielo
y no vuelven a él sin haber empapado la tierra,
sin haberla fecundado y hecho germinar,
para que dé la semilla al sembrador y el pan al que come,
así sucede con la palabra que sale de mi boca:
ella no vuelve a mí estéril,
sino que realiza todo lo que deseo
y cumple la misión que yo le encomendé.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios: